La contaminación atmosférica acorta nuestra esperanza de vida en tres años

La contaminación atmosférica causa ya más muertes prematuras que el tabaquismo, la violencia o enfermedades como el SIDA o la malaria. Esto se desprende de una reciente investigación, publicada por Cardiovascular Research (CVR), llevada a cabo por los profesores Jos Lelieveld y Thomas Müncel, del Instituto Max Planch de Química y del Departamento de Cardiología del Centro Médico Universitario de Mainz.

En su estudio los profesores remarcan también cómo esta contaminación ha ido recortando cada vez más la esperanza de vida de los hombres. Esta reducción de la esperanza de vida se podría evitar si se dejara de utilizar combustibles fósiles.

 

En la cuarta edición del Foro de las Ciudades de Madrid Ifema (9 al 11 de junio en Feria de Madrid) dedicamos parte de nuestro programa a analizar las medidas y las soluciones para mejorar la calidad de vida de las personas, en temas como la calidad del aire, la gestión del espacio público o la renaturalización urbana.

 

Cardiovascular Research es la revista internacional de la Sociedad Europea de Cardiología que se ocupa de la investigación en diferentes disciplinas y áreas de forma básica. Este estudio, que acaba de publicar esta revista, es el primero que nos muestra los efectos nocivos que tiene la contaminación atmosférica en nuestra esperanza de vida, en algunos tipos de enfermedades y en la causa de algunas muertes.

En concreto los dos profesores afirman que nuestra esperanza de vida se reduce en tres años en todo el planeta. La gravedad del problema lo refleja la cifra de muertes que causa al año. Los responsables del estudio afirman que la contaminación atmosférica está detrás de 8,8 millones de muertes al año. Para Jos Lelieveld y Thomas Münzel la contaminación del aire es responsable de acortar la vida de las personas en todo el mundo a una escala mucho mayor que las guerras y otras formas de violencia. Es responsable de más muertes que el tabaquismo y que muchas enfermedades parasitarias o que el SIDA o la malaria.

El profesor Jos Lelieveld, uno de los responsables del estudio, pone ejemplos muy concretos para visualizar la incidencia de la contaminación ambiental en nuestra salud. Lelievled afirma que “es notable que tanto el número de muertes como la pérdida de esperanza de vida por la contaminación atmosférica rivalizan con el efecto del tabaco y son mucho mayores que otras causas de muerte”. La contaminación atmosférica, afirma el profesor, supera 19 veces al paludismo como causa mundial de muerte prematura; 16 veces a la violencia, 9 al VIH/SIDA, 45 al alcohol y 60 al uso indebido de drogas.

En cuanto a los efectos de la contaminación ambiental afirman que no es igual y que no afecta por igual en todo el planeta.Según el estudio, del alrededor del 75% de las muertes en el planeta, que son atribuidas a la contaminación atmosférica, los afectados son personas de más de 60 años. Pero también afecta a los menores de cinco años en países de bajos ingresos, África y Asia Meridional.

Esta pandemia, según los profesores, es evitable en un porcentaje muy alto, porque la mano del hombre tiene mucho que ver enla mayor parte de la contaminación atmosférica. Por lo tanto es evitable esta disminución de la esperanza de vida si no se usan los principales responsables de esta contaminación: los combustibles fósiles. Los profesores también señalan que la contaminación originada por fuentes naturales como los incendios forestales o el polvo del desierto (recientemente hemos visto como las Islas Canarias se convertían en el lugar del planeta con mayor contaminación atmosférica precisamente por el polvo del desierto) tienen menos incidencia en nuestra salud.

Por lo tanto, para ellos, eluso de combustibles fósiles está detrás de dos tercios de las muertes prematuras atribuibles a la contaminación atmosférica. Es decir, que se podrían evitar más de cinco millones de muertes. En concreto en Europa, que se ha fijado para el 2050 ser neutral en emisiones de CO2, la esperanza de vida podría subir en casi dos años mediante la eliminación gradual del uso de estos combustibles. (Foto: Alvpics/Pixbay. Imagen aérea de la ciudad de Delhi, India).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s