Tras dejar la dirección general de ONU Habitat a principios de 2018 tras ocho años al frente de este organismo, Joan Clos participó en el diálogo de apertura de la tercera edición del Foro de las Ciudades de Madrid Ifema el pasado mes de junio.

El actual paradigma de acelerado desarrollo tecnológico y de los “social media” presenta “nuevos retos” para las “democracias de calidad”, donde “habrá que estar muy atento y vigilante para asegurar que la verdadera opinión de los ciudadanos contribuye a la salud de la gobernanza”.

Así lo aseguró en la inauguración del Foro de las Ciudades de Madrid Ifema el pasado 13 de junio en feria de Madrid el ex alcalde de Barcelona, Joan Clos, quien aseveró que “estamos en tiempos de transformación” y por ello “habrá que poner mucha atención en hacer las cosas bien”.En ese sentido, Clos considera que “Fukuyama se arrepintió de aquello del ‘fin de la historia’ y, además, con razón”.

El que fuera regidor de la ciudad condal entre 1996 y 2007, ministro de Industria entre 2006 y 2008, y, posteriormente, embajador de España en Turquía, ha dirigido durante los últimos ocho años, el programa Hábitat de Naciones Unidas (United Nations Human Settlements Programme).

Clos aduce que, junto al cambio climático, las migraciones, la pobreza y la dualidad en la calidad del empleo son los principales desafíos del siglo XXI.  En este contexto, incide en la importancia del ciudadano de a pie, que a su juicio “no puede ser paciente, sufridor de la acción del gobierno” sino que debe participar y ser incluso “el principal actor” en las decisiones locales.

Por ello recalca el papel de las ciudades, que “tienen la ventaja” de que la teoría se convierta en práctica y, así, augura que “es en las ciudades donde se explorarán las primeras soluciones a los nuevos retos de una democracia de calidad”.Clos justifica además el especial protagonismo que tendrán los entornos urbanos dado su elevado impacto ambiental, y recuerda que éstas son responsables de aproximadamente el 70 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Así, señala que “las ciudades tienen mucho que hacer” para reducir sus emisiones y contribuir al acuerdo global para combatir el cambio climático, pero reitera que “este no es el único reto, sino que los sociales también son importantísimos”.

Ver entrevista completa: