En las ciudades que queremos construir, “más justas, más equitativas, más democráticas y sostenibles”, los niños tienen un papel fundamental, pues “son el presente y también el futuro”, y “debemos darles voz” para que ejerzan su derecho a la participación, según explica Lucía Losoviz, responsable de Políticas Locales de Infancia de UNICEF.

Esta experta, que participó en el Foro de las Ciudades, en la sesión “La ciudad y la Infancia”, alega que “todos, desde que nacemos”, tenemos el derecho de participaren las decisiones que inciden en nuestras vidas, desde el ámbito de la familia, la escuela, a la misma ciudad en que vivimos.

Losoviz argumenta que ejercer el derecho a la participación, que es un principio básico recogido en la convención de los derechos del menor, implica “no sólo poder opinar y tener unos criterios propios respecto a los problemas que les afectan”, sino que tengan además la capacidad y los mecanismos para ser actores de la transformaciónen su vida y en su entorno. “Desde Unicef entendemos la participación como un proceso de aprendizajeen el que los niños van generando habilidades tanto comunicativas, de tolerancia, de entender y de conseguir consenso”, señala.Recalca que desde este organismo “abogamos porque no sea un área apartada sino parte de la pedagogía que se enseña en las escuelas” pues “solo así vamos a poder crear mecanismos de participación reales o genuinos” y no simplemente como acciones puntuales.

Losoviz insiste en que el derecho a la participación debe ser ejercido en todos los ámbitos: desde la propia familia, que tiene que tener en cuenta la visión del menor, a las ciudades, de forma que los niños y niñas puedanimplicarse en la transformación de los espacios urbanoshacia el modelo que deseen construir.

Advierte sin embargo que “participación implica entender la madurez y el desarrollo de los niños y las niñas”, y por tanto “hay que acompañar ese derecho con mecanismos, información y espacios amigables para que ellos se sientan a gusto y sientan que su opinión tiene una consecuencia”.

En su intervención en el Foro de las Ciudades, Losoviz aseveró que “cuantos más espacios podamos generar donde nuestra voz tiene consecuencia, seguramente haya una menor proporción de población silenciada, pues ésta será mucho más activa en las futuras generaciones”.  También destacó el papel de los niños en generar espacios seguros: “si los niños están en la calle, la ciudad será mucho más segura que si no están”.

Entrevista completa a Lucía Losoviz: