Hoy, lunes 2 de octubre, se celebra  el Día Mundial del Hábitat, un recordatorio de Naciones Unidas para promover el compromiso con la vida urbana de calidad y sostenible. Este año, el lema de la celebración se ha centrado en la necesidad de que las ciudades provean a sus habitantes de viviendas asequibles. A continuación reproducimos íntegramente el mensaje de Joan Clos, director ejecutivo de ONU HABITAT, con motivo de este día tan especial para las ciudades del mundo y del “urban october

El primer lunes de octubre de cada año, Naciones Unidas celebra el Día Mundial del Hábitat, dando comienzo al ¨Octubre Urbano¨: un mes de celebraciones y de compromiso ciudadano con la vida urbana en todo el mundo. Las celebraciones de este año son muy especiales ya que coinciden con el primer aniversario de la Nueva Agenda Urbana, adoptada en Hábitat III en la ciudad de Quito, Ecuador.

La Nueva Agenda Urbana consagra una nueva visión de la urbanización como un motor indispensable para el desarrollo y como un prerrequisito para la prosperidad y el crecimiento. Es gracias a este cambio de paradigma que el binomio urbanización y desarrollo sean indisolubles.

Para asegurar que esta visión sea entendida por todas y todos, y que además se ponga en marcha de manera efectiva, es necesario abordar con urgencia el tema de la asequibilidad de la vivienda. Esta es la razón por la cual la temática del Día Mundial del Hábitat 2017 esté consagrada a las Políticas de vivienda: Hogares asequibles.

Nuestro análisis de la asequibilidad de la vivienda de las últimas dos décadas nos revela que, a pesar de la creciente demanda, la vivienda -tanto la de alquiler como la compra de la misma- ha sido en gran medida inasequible para la mayoría de la población mundial. Dejar la vivienda en manos del mercado no ha conseguido garantizar la provisión de vivienda asequible y adecuada para todas y todos. Cabe también recordar que la vivienda estuvo en el epicentro de la erupción de la crisis económica mundial de 2008, en lugar de estar en el centro de las políticas urbanas.

A día de hoy, alrededor de 1.600 millones de personas siguen careciendo de viviendas adecuadas. De estas personas, 1.000 millones siguen viviendo en barrios marginales y en asentamientos informales. Y mientras tanto, el stock de viviendas sin ocupar sigue aumentando gradualmente. Por tanto, asegurar la asequibilidad de la vivienda es un tema de gran complejidad pero de una importancia estratégica no sólo para el desarrollo, sino también para la paz social y la igualdad. Abordar las necesidades de vivienda de los más pobres y vulnerables, especialmente mujeres y jóvenes, y aquellos que viven en barrios marginales, debe ser una prioridad en las agendas de desarrollo.

La promoción de políticas de vivienda apropiadas es también crucial para el cambio climático, la movilidad y el consumo de energía. Por eso queremos recordar en este día, la importancia de ubicar la vivienda en el centro físico de nuestras ciudades.

Para que la vivienda contribuya al desarrollo socio-económico nacional y al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la Nueva Agenda Urbana hace un llamamiento para que las políticas de vivienda estén en el centro de las políticas nacionales urbanas, acompañadas de estrategias para luchar contra la pobreza, la mejora de la salud y el fomento de empleo.

A medida que nos esforzamos en crear ciudades inclusivas, es necesario un compromiso global con políticas de vivienda que incluyan acciones urgentes para hacer posible hogares asequibles para todas y todos. Les deseo un feliz Día Mundial del Hábitat y les invito a participar en las actividades de Octubre Urbano.

ONU HABITAT  es una de las entidades colaboradoras del Foro de las Ciudades de Madrid IFEMA. Su presencia fue muy destacada en la segunda edición del Foro, celebrada en junio de 2016, pues uno de los ejes principales del programa fue el debate sobre la conferencia HABITAT III y la Nueva Agenda Urbana, un tema que se retomará en el programa de la tercera edición (13-15 de junio 2018)